Las temidas ampollas son habitualmente compañeras de los senderistas. Sin embargo son evitables, siempre que sigas unas pautas y recomendaciones importantes. ¿Quieres saber cómo librarte de las ampollas?

Hoy en nuestro tutorial vamos a ayudarte a realizar tus marchas y excursiones sin molestias y sin heridas en los pies. Dos premisas básicas van a servirnos de punto de partida: hay que tener los pies lo más limpios posible y también siempre secos.

Descalzarse y limpiarse los pies en cada parada de nuestro recorrido es clave para que se refresquen y se mantengan limpios.

El segundo condicionante es cambiarse de calcetines para que éstos estén siempre secos, nunca húmedos. La humedad conllevará rozaduras en nuestra planta o talón, y a medio plazo se traducirá en una molesta ampolla que nos va a molestar durante todo el camino.

Hay muchos trucos para evitar las molestas ampollas. Cada maestrillo tiene su librillo. Pero con estas pautas básicas seguramente no tengas que padecerlas… Suerte¡¡¡

 

0 0 votes
Valoración
Juntaletras profesional. Mis dos grandes debilidades son las croquetas caseras y las sonrisas naturales. Coquer es el ángel dorado que me cuida. Sueño con una furgo camperizada.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments