FICHA TÉCNICA

Recorrido: Majá Grande-El Postuelo-Las Vegas
Identificación: Sierra de las Nieves (Málaga)
Distancia: 7,82 kilómetros
Circular: NO (solo ida)
Dificultad: Difícil (sin marcar)
Tiempo total: 4,5 horas
Tiempo en movimiento: 3,5 horas
Cota máxima: 658 metros
Cota mínima: 389 metros
Desnivel máximo: 248 metros
Recomendable con niños: NO 
Recomendable para inexpertos: NO
Mejor época: Primavera y Otoño

Subir al puerto de La Refriega en Sierra del Real (Málaga) es toda una experiencia boscosa. Atravesar la profusa selva que ocupa las cabeceras del río Guadaiza y el arroyo de Arboto es el modo más fácil de adquirir una experiencia en grado Alcornocales.

La vista que allí se ofrece es un regalo. Una sorpresa que enmudece tras marcada exclamación de asombro.

Sierra del Real, la montaña salvaje, se abre desde aquí a mostrar sus capacidades. El beso que se dan abajo las tierras bermejas con las tiznadas dolomías provoca el afloramiento del acuífero que descansa bajo La Torrecilla.

El amor rezumante, corre entre ambas formando un río de aguas verdes hasta quedar dormido a los pies del blanco Istán.

Camino de arrieros

A través de este sendero se conectaba la montaña con el pueblo, dando acceso de arriería al que posiblemente fuera el territorio más maderero de toda la provincia. Al amparo de la poderosa umbría de esta montaña prosperaron inmensos ejemplares de pino negral cuyo tesoro siempre anhelaron la industria del aserrío o de la resina.

Desde La Refriega la pista continúa hasta bajar a la Cruz del Molinillo. Se desvía a la derecha hasta llegar al entorno de Majá Grande, posiblemente el lugar donde estuvo el antiguo poblado de Arboto.

A partir de ahí, hay que echar pie a tierra. El sendero atraviesa una magnífica representación del matorral colonizador de estas laderas así como un fantástico ejemplo de cómo va recuperando el pinar.

Estas umbrías son también territorio autóctono para el pinsapo y algún que otro ejemplar va destacando ya en medio de estos barrancos.

Recomendable el trayecto excepto en verano. La presencia del agua suele ser espectacular en cada uno de los arroyos que surcan la montaña, salvo en época de estío.

A medio camino, aproximadamente, se llega al Arroyo Sestillejo. Un poco más adelante se llega a una loma redondeada donde se encuentra una balsa de agua. Desde aquí se pueden ver las vegas más importantes de este río, la del Azafrán, el Sestillejo y La Matancilla.

El sendero se eleva de repente para esquivar una zona rocosa y muy pendiente que se encuentra al nivel que iba discurriendo. En la orilla de enfrente se van quedando atrás los Montes de Tolox y aparece Bornoque.

La perspectiva visual cambia en el horizonte. El denso y oscuro alcornocal de Bornoque es el verde lago sobre el que flota Sierra Blanca. A sus pies, el río se deja ver como una alfombra verdosa que tapiza el fondo del vallle.

El sendero se encastra en un tramo rocoso, que lo hace sencillamente espectacular, volando sobre el paraje de Las Arcas. Al fondo el río susurra su canción interminable.

Poco después una zona de asombrosos ejemplares de pino piñonero nos anuncia que el final está cerca.

Las casas de El Postuelo se ven al fondo y también se divisa el camino rodado hasta el que llega el vehículo que os estará esperando para el retorno.

Debes haberte quedado con una sensación de naturaleza silenciosa que acaricie tu corazón Es el efecto que deja en el alma este magnífico rincón de naturaleza salvaje de la provincia de Málaga.

Dedicado a D. Rafael Guerrero Gil, que a sus 95 años aún me sigue narrando viejas historias de cuando estas sierras proveían de madera, leña, pastos, corcho y resina a los habitantes del entorno.

5 2 votes
Valoración
Pastoreo estrellas, cultivo mariposas, construyo bosques. Trabajo dejar dinero en el Paraíso. Recorro el mundo, en la medida que puedo...oh!!! me dejan. Versos y abrazos
Subscribe
Notify of
guest
4 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Mª Angeles

Lugar asombroso y lleno de aventura.
¿Está en buenas condiciones para una escapada de un fin de semana?
Para saber si tiene pinchos o tapas

Fernando

Con esa magnífica presentación sobre la senda y su entorno quien se puede negar a recorrerla
Muchísimas gracias en nombre de mi padre por tu dedicatoria
Ya amo esta bendita sierra y con estos detalles se acentuan los sentimientos
Mucho ánimo sr. Pulido