Campo Charro (Salamanca)

Aunque en la actualidad el gentilicio salmantino ha pasado a convertirse en sinónimo de charro, en el campo geográfico lo correcto es hablar de Campo Charro para referirse a la dehesa salmantina. El término charro aparece documentado en 1627 como sinónimo de basto, tosco, aldeano o de mal gusto. Su origen puede estar en la palabra euskaldun txar, que significa defectuoso o débil.